Lengua materna = más ventas

Lengua
15 Enero 2015

Por SANTI RIBERA, director de la Fundació puntCAT

No hay duda de que vivimos en la era del inglés. Quien más quien menos ha aprendido a relacionarse con la lengua de Shakespeare, ya sea para viajar, conversar, informarse o navegar por la red. De hecho, son los internautas los que con más frecuencia emplean este idioma en los buscadores de la red para acceder a aquello que necesitan.

Sin embargo, una cosa es ser usuarios familiarizados con el inglés y otra cosa bien distinta es contratar servicios y comprar productos utilizando esta lengua, sobre todo a través de Internet. Pongamos que recibimos un electrodoméstico defectuoso y tenemos que protestar en el departamento de post-venta. Pongamos que colaboramos con una entidad extranjera y nos cobran más de la cuenta. Pongamos que estamos subscritos a una revista británica y dejamos de recibirla en casa. Son muchas las situaciones que nos pueden dejar indefensos si el inglés no es nuestro primer idioma y son muchos los clientes que no se dejarán seducir por el eCommerce si las webs no se dirigen a ellos en su lengua materna.

Un estudio de 2014 de Common Sense Advisory (una compañía norteamericana independiente de investigación de mercado) entre usuarios de Brasil, China, Egipto, Francia, Alemania, Indonesia, Japón, Rusia, España y Turquía constata, precisamente, que el 75% de los compradores prefieren adquirir productos en Internet en su idioma natal. Tanto es así que un 55% de los encuestados aseguran que solo consumen en webs escritas en su lengua materna. Si a ello añadimos que un 30% de los participantes nunca compran en webs que se encuentran únicamente en inglés y que un 29% lo hacen solo excepcionalmente, es patente la necesidad de segmentar lingüísticamente a los clientes para garantizar confianza, proximidad y ventas.

Para asegurar a su vez un buen posicionamiento SEO en la red es recomendable que cada versión idiomática de nuestra web se ajuste a su extensión de dominio correspondiente. No solo Google nos localizará mejor sino que también se definirá de forma más clarividente a qué público nos dirigimos y será más fácil que los usuarios se identifiquen con nuestros servicios y productos. En el caso de un mercado plurilingüe como el español, nada más adecuado que dirigirse a la comunidad catalanoparlante en su lengua materna y bajo el dominio .cat; mientras se hace lo mismo con los vascoparlantes y el .eus y los gallegoparlantes y el .gal. Del mismo modo que se elige el .es para aquellos que tienen el español como idioma natal.

La elección de la lengua materna de los consumidores en el eCommerce no es, por lo tanto, un mero capricho sino una fuerte herramienta estratégica que aumenta nuestras posibilidades de venta, así como nuestra empatía para con el cliente. No olvidemos que, incluso Nelson Mandela, aprendió afrikaans (idioma que hablaban los defensores del Apartheid en Sud-África) durante su encarcelamiento en Robben Island. Porque como él decía: “Si hablas a un hombre en una lengua que entiende, el mensaje llega a su cabeza. Si le hables en su lengua, le llega al corazón.”