“No tendría sentido que una revista escrita en catalán, hecha y distribuida en Cataluña optara por un dominio que no fuera .cat”

Hablamos con Caterina Úbeda, jefa de medios digitales de Sàpiens Publicacions y coordinadora de Sapiens.cat, la versión digital de la revista Sàpiens

13 Marzo 2018
Cateria Ubeda sapiens.cat

A principios de febrero la web de sapiens.cat, versión digital de la revista SÀPIENS, renovó su estructura, incluyó nuevas secciones y una nueva imagen. Hemos querido conocer con más detalle como es el día a día de sapiens.cat de la mano de su coordinadora, Caterina Úbeda.

¿Cuándo nació SÀPIENS?

La revista SÀPIENS nació en noviembre del 2002. La portada de aquel primer número ya avanzaba uno de sus rasgos identificativos, el del periodismo de investigación. Habíamos ido al Foreign Office británico para ser los primeros a consultar el dossier del espía catalán Joan Pujol, más conocido como “Garbo”. En estos más de 15 años, SÀPIENS ha estado la revista de historia líder de ventas en Cataluña, hemos investigado en archivos de todo el mundo y hemos contribuido a normalizar la divulgación histórica en nuestro país apostando por el binomio periodista + historiador: la historia contada por periodistas asesorados por los mejores historiadores.

Desde entonces, muchos de los grandes temas SÀPIENS los descubrimos en archivos de todo el mundo: recordamos los más importantes en la web coincidiendo con el Día Internacional de los Archivos.

¿Cuánta gente forma parte del equipo de SÀPIENS actualmente?

El equipo de SÀPIENS lo forma Clàudia Pujol, la directora; Sònia Casas, la jefa de redacción; Víctor Farradellas, el redactor y Albert Bernat, el diseñador. En la web estoy yo con ayuda de una colaboradora externa, Anna-Priscila Magriñà.

Hace años que SÀPIENS cuenta con la web sapiens.cat. ¿Cómo ha evolucionado vuestra web durante este tiempo?

Sapiens.cat nació en abril de 2010. Al principio era una web muy modesta que fue creciendo poco a poco. Desde el principio se vio como un complemento de la revista, no como un competidor. La web ha sido una gran plataforma para consolidar temas propios, como el de la lista negra antifranquista. Esta fue una de las muchas exclusivas SÀPIENS: en el número 118 (abril 2012) se publicó un reportaje sobre los catalanes más vigilados por el franquismo. Como teníamos las fichas de estas 462 personas, hicimos un microsite en la web con las mismas y con un buscador propio. En sólo 5 días, este especial generó 38.250 páginas vistas.

A lo largo de los años, la web fue evolucionando con nuevas secciones, nuevos contenidos, consolidando su presencia en las redes y con una apuesta por los contenidos multimedia. Dos ejemplos: celebramos el centenario de la Primera Guerra Mundial con este especial y hablamos del Tratado de los Pirineos convirtiendo el lienzo del pintor Laumosnier en una imagen digital a través de la cual los usuarios podían viajar por el cuadro y descubrir quién asistió el encuentro entre Felipe IV y Luís XIV en la isla de los Faisans.

¿Crees que cada vez hay más tendencia a leer y consultar información en formatos digitales?

Nosotros somos una revista nicho. Es muy diferente el comportamiento digital de una publicación de noticias (un diario, por ejemplo) que el de una revista especializada, y más, una revista especializada en historia. Evidentemente, SÀPIENS se puede encontrar en la plataforma iQuiosc, pero el grueso de lectores lo tenemos en papel, hecho que consideramos normal teniendo en cuenta el tipo de publicación que somos. En cuanto a la relación web/revista, los dos soportes son muy diferentes: los artículos no son idénticos, las periodicidades y los formatos son muy diferentes... Cada vez nos consulta más gente la web, pero no es gente que, por esto, deja de comprar la revista o al revés. Sobre la web añadir que lo consultan muchos estudiantes, principalmente de ESO.

A principios de febrero renovasteis la web de sapiens.cat. ¿Qué cosas nuevas vamos a encontrar?

Podríamos decir que el Nuevos sapiens.cat se ha hecho mayor.

¿Qué quieres decir?

Como pasa con la mayoría de “sites” ligados a publicaciones de historia, la anterior web tenía una estructura muy centrada en la revista: con nombre de secciones idénticas que para nosotros tenían sentido pero que dejaban de tenerlo si pensábamos únicamente en la web como un ente propio.

Ahora, sapiens.cat tiene una estructura más lógica, ágil y útil para los usuarios. Los contenidos se agrupan alrededor de dos grandes ejes: temas (con opciones como Cataluña, Europa, Mundo o Personajes) y épocas históricas (con las grandes épocas históricas más Cataluña 1714 y Guerra Civil y franquismo, las más consultadas). De esta manera, el contenido no sólo es más fácil de ubicar, sino también, de localizar, ya que un mismo tema puede estar en Cataluña, en Historia contemporánea y en Personajes.

La otra gran novedad es la manera de presentar los contenidos: la gran fuente de información es la revista, pero los contenidos no se publican de manera idéntica. Intentamos presentarlos a partir de una curiosidad y fragmentarlos. A veces, los convertimos en un interactivo, como este mapa sobre la Cataluña nazi.

También tenemos los quizzes, un clásico de las webs de historia anglosajonas. Se trata de trivials de temas históricos en los que se lee y se aprende de una manera diferente y divertida. Los motes de les reyes y condes catalanes, los gánsteres más famosos de la historia, frases célebres, filósofos, Kubala, la historia del Barça… Encontraréis todos estos y más en la sección Quizzes.

Desde Sàpiens habéis hecho acciones como “El món ho ha de saber”, para dar a conocer la historia de Cataluña al mundo. ¿Crees que aún quedan muchas cosas por descubrir de la historia de Cataluña?

Sí, el libro “El món ho ha de saber” se envió a través de la web a 15.000 personalidades de todo el mundo. Fue un éxito mayúsculo. Ahí explicábamos la guerra de sucesión y los últimos 300 años de la historia de Cataluña. Desde SÀPIENS siembre hemos apostado por nuestra historia y aunque hace 15 años que publicamos reportajes, aún hay muchos eventos y personajes de los que aún no se han hablado suficiente o nada. Por ejemplo, en el próximo número de la revista os hablamos de Carme Ballester, la viuda del presidente Lluís Companys, un personaje que no descubriremos pero del que revelaremos información inédita.

Conseguir visitas en una web puede ser una tarea complicada. Vemos que en sapiens.cat apostáis por herramientas como las redes sociales y la newsletter. ¿Qué porcentaje de vuestro tráfico viene a través de estos canales?

Sí, conseguir visitas en una web puede ser una tarea complicada y más en una web nicho y en catalán, como la nuestra. Nuestra estrategia de crecimiento siempre ha estado basada en los contenidos. Además de los que hemos ido publicando día a día, nos han ayudado a crear especiales como los que hemos comentado antes u otros como los que hacemos cada 11 de septiembre. También publicamos contenidos en función de la actualidad, como la historia de las obras de Sixena o historias relacionadas con el proceso.

La newsletter y las redes sociales son una herramienta más. No las tenemos concebidas como una herramienta de entrada de tráfico, sino como una herramienta de difusión de contenidos. Sobre los datos: de la newsletter recibimos alrededor de un 10% de tráfico, aunque tenemos picos más altos en función del tema de apertura. De redes recibimos alrededor de un 20%, sumando Facebook y Twitter.

¿Por qué os decidisteis por un dominio .cat a la hora de hacer la web?

Directamente no nos planteamos un dominio que no fuera el .cat. Como dijimos cuando hicimos los vídeos de casos de éxito, fue cuestión de lógica, de normalidad, de coherencia. No hubiera tenido sentido que una revista escrita en catalán, hecha y distribuida en Cataluña para un público mayoritariamente catalán optara por un dominio genérico como el .com o por un dominio territorial que no es el suyo, como el .es. Si somos una web catalana, lo único que tenía sentido era optar por nuestro dominio territorial, el .cat.

¿Cómo te imaginas sapiens.cat en un futuro?

Es difícil de imaginar, porque hay preguntas y retos globales importantes que permanecen sin respuesta en el mundo editorial. Pero veo una web que va más allá de los contenidos, que ha encontrado un modelo de negocio ligado a un espíritu editorial y social. Tenemos un proyecto entre manos que responde a esta definición, pero del que ahora mismo no podemos hablar. Tendréis que seguir visitando sapiens.cat para saber que será.

Enllaç